Modelo de virtualización sin análogo

No se necesita un software de virtualización complementario

La ventaja de la solución de virtualización KVM consiste en la compilación como parte indivisible del sistema operacional del servidor host, con lo que la necesidad de capas de virtualización adicionales se reduce a cero. Esto significa que no hace falta usar otro programa de software más que sirva de puente entre el host y el guest. Gracias a ello, el potencial de la capa de virtualización de ser el SPOF, se elimina por completo. El resultado final consta de Servidores Privados Virtuales KVM mucho más céleres y fiables cuando comparados con otro tipo de Servidores VPS.
Modelo de virtualización sin análogo

Acceso rápido a los recursos del servidor alocados

Disposición de los recursos del servidor alocados solamente para usted

La tecnología de virtualización innovadora que se asumió para llegar a crear los KVM VPS les permite aprovechar mejor los recursos del servidor a disposición. El modelo KVM está siendo elaborada directamente en el SO de la máquina anfitriona dando lugar a una comunicación directa con el hardware del host en vez de tener que pasar todas las solicitudes por una capa de virtualización. La comunicación menos redundante permite un rendimiento del Servidor Privado Virtual mucho más rápido.
Acceso rápido a los recursos del servidor alocados

Un dominio integral en todo relacionado al SO

Plena libertad de implantar el sistema operativo que desee

Una cosa que puede ser interpretada como limitación de los Servidores VPS, si se les compara con los servidores dedicados, suele ser el propio sistema operativo – en el caso común usted no puede instalar un SO si este no entra en una lista de SOs que ofrece el proveedor del servicio. Teniendo a mano un Servidor Privado Virtual KVM, sin embargo, tiene la opción – instalar prácticamente cada uno de los SOs que se conforme con los parámetros de su servidor o los recursos de hardware del servidor principal. Un efecto oportuno gracias a la manera única en la que funciona la virtualización KVM. KVM es un instrumento integrado en el SO del servidor, con lo que queda garantizada la comunicación directa de las máquinas virtuales con el servidor físico, sin que fuera necesaria más otra capa de comunicación, que forma parte de una gran parte del resto de soluciones de virtualización.
Un dominio integral en todo relacionado al SO
  • Centro de Datos de EEUU
  • Centro de Datos de EEUU

    Steadfast, Chicago, IL